lunes, 20 de enero de 2014

PIGNOISE "NADA QUE PERDER"




De vuelta a la realidad después de unas merecidísimas vacaciones de Navidad, una pena interrumpir un periodo tan ideal donde no hemos hecho otra cosa que estar tirados en el sofá viendo la televisión francesa (que no es tan mala como la española pero que también tiene telita…).

Bueno al menos los reyes se portaron muy bien, no podría ser de otra forma tratándose de animales adorables como nosotros. Nos han regalado el libro “la bible selon le chat” que en realidad es un comic muy divertido del belga Philippe Geluck, donde podemos encontrar respuestas claras y contundentes sobre temas de máxima actualidad como el motivo de la extinción de los dinosaurios o el origen del hombre y la mujer.



Aunque hay que decir que la joya de la corona ha sido este libro de David Bowie escrito por Mike Evans, con una presentación insuperable en forma de caja que incluye numerosas fotos y reproducciones de entradas de conciertos, fac-similés y posters, toda una delicia para el aficionado del gran duque blanco.




Pero por mucho que estos regalos nos distraigan de la triste realidad, la verdad es que tenemos mucho trabajo por delante, así que vamos al lio que es tarde y ya no me queda vodka.

 Las atrocidades musicales nos pueden llegar por diferentes vías, a cual más dolorosa, una de ellas es a través de programas o series de televisión, es así como truños infumables y grupos aberrantes de los que normalmente no hubiésemos sabido nunca, se convierten en masivos a base de hacer sonar su canción en cada emisión.

Este fue claramente el caso de nuestros protagonistas de este primer post del año, se trata del grupo Pignoise que ya de entrada con ese nombre tira pa’tras pero qué duda cabe que está bien escogido pues el “ruido cerdo” define a la perfección la música de este trio que pasó de no conocerles ni su madre a ser bastante populares gracias a la atrocidad que nos ocupa, se trata de “nada que perder” canción sintonía de “Los Hombres de Paco”, una serie que en un principio era desternillante pero que iría degenerando poco a poco hasta convertirse en insoportable gracias sobre todo a la relación pedófila que Hugo Silva tenia con la entonces niña Michelle Jenner, vamos que de una serie divertida e irreverente se paso a una cursilada de serie que no había por donde cogerla.

A todo esto los Pignoise consiguieron colocar su canción en la serie y todos o casi todos los capítulos acababan con los protagonistas en el bar escuchando la maravillosa música de Pignoise que más o menos era una mezcla entre lo más blando de Green Day pasado por los Hombres G y Modestia Aparte, con estos últimos coincide  la horrible voz del cantante aunque reconozco que no es tan sumamente desagradable como la del ornitorrinco que cantaba en el grupo de los 80.

Pignoise supongo que un día dijeron, vamos a hacer un grupo como Green Day e hicieron su fotocopia, eso sí, mucho más blandengue (y tampoco es que los Green Day vayan de tipos duros).
Es una costumbre de nuestra música popular eso de copiar, copiar y copiar lo que venga de USA y UK pero con resultados más que cuestionables, ya que el resultado final suele ser una cosa como descafeinada, es como si los españoles necesitaramos una dosis extra de azúcar cuando copiamos descaradamente algo a nivel musical, otro caso muy evidente seria el del grupo OBK,  copia de Depeche Mode pero mucho más cursi y empalagoso.

El grupo se formo gracias a que el cantante del grupo que era futbolista del Real Madrid tuvo una lesión y esto le hizo abandonar el futbol, que tendrá este equipo maldito que nos ha hecho sufrir primero con Julito Iglesias y luego con Pignoise, a nosotros no nos gusta nada el futbol pero desde luego si tengo que elegir un club al cual odiar este sería el Real Madrid (que es mucho más que un club, es un puticlub).

Tras unos primeros discos sin repercusión, cuando todo parecía perdido,  el grupo da el campanazo con este “nada que perder”.

Musicalmente esta canción no es muy diferente del resto de las canciones de este grupo, guitarreo por aquí, guitarreo por allá, voz de chulito de urbanización de Pozuelo y un estribillo tonto y facilón que si eras fan de la serie, se te incrustaba en la cabeza y la sensación era la misma que cuando tienes un dolor de muelas, de hecho la industria farmacéutica se ha beneficiado mucho de las sucesivas compras de paracetamol, gelocatil, aspirina e ibuprofeno que El Dragón y yo hacíamos tras ver los capítulos de la serie que acababan con la cancioncita de las narices, de hecho en esa época nuestra casa parecía una farmacia..

En realidad la canción no está muy lejos del pop español estándar de los 90 pero con mas guitarras, un poco como los hermanos pequeños y pobres de El Canto del Loco, así en plan canalla simpático y un pelín salvaje, pero solo lo justo, no nos vayamos a asustar. Podríamos incluso hablar de una  corriente de pensamiento y musical que bebe directamente de ciertos grupos de pop ochentero y que a sugerencia del Dragón podríamos calificar como “Pop moja bragas”  y que se ha ramificado en el transcurso del tiempo dando lugar a movimientos como el de los “melódicos moja bragas” (Pablo Alboran) o el de los “flamenquitos mojabragas” (Pitingo, Melendi, etc).

En cuanto a la letra (que parece escrita por un niño de cinco o seis años), ésta parece describir lo que podría ser perfectamente un suburbio aunque bueno vete tú a saber porque entre que el cantante tiene un tono como de “todo es guay” y frases absolutamente gilipollas sin sentido como “primero b de un bloque 3 rojizo, hay sirenas que no saben nadar, en San Antonio siempre estas vencido, la gente sueña con escapar de aqui”,  no sabe uno qué pensar. Desde luego yo también querría escapar si tengo que aguantar la música de Pignoise en el barrio ese, encima el cantante se burla de los pobres habitantes de este hipotético barrio recordándoles que jamás podrán ser cool y vivir en chaletes en las afueras “en  un billar hablas de chalet, de tantas cosas que no vas a tener..”.

En realidad esta canción me recuerda mucho a esos mamones que te encuentras de vez en cuando y que te acusan de quejica, de rebelde sin causa porque como dice el estribillo de la canción “no se esta tan mal, este gris no es el final, nada que perder, mirame reir…” vamos encima cachondeo, típica actitud de pijastros que como viven de pm se creen que el resto vive igual y no tienen conciencia de la peligrosidad de ciertos barrios, siendo carne de primera para los depredadores que deambulan por allí que hacen el agosto con estos pijillos.

Es un poco como esa gente que te comenta lo multicultural, cosmopolita y bohemio que es el barrio en el que vives hasta que sufren en sus carnes el ser atracado a punta de pistola por algún familiar de Farruquito.

Tras el éxito de este tema el grupo se dispara gracias al álbum en el que la canción estaba incluida, álbum que tenía el ingenioso título de “anunciado en tv”. Este disco se vendería como rosquillas, sin embargo  la cosa no duró mucho, en el momento que la promoción masiva de la serie cesó, sus ventas comenzaron a bajar estrepitosamente. Además el actuar en actos del PP tampoco ayudó mucho a su imagen, ir de pijopunkito conservador como que no está muy bien visto, encima como intentaron justificarse de forma poco creíble quedaron peor aún, vamos un desastre total.
A partir de aquí la decadencia que les ha llevado a  el punto actual en el que se tienen ellos mismos que publicar sus discos, muy triste pero como diría el gran JJ Vaquero “es lo que hay”, lo mismo tienen suerte, hacen “Los Hombres de Paco 2” y vuelven a levantar el vuelo. ¿Cómo podría ser la segunda parte? Ya lo tengo, Hugo deja preñada a Michelle pero ella al darse cuenta de que lo que va a nacer no es un niño sino un lagarto, decide abortar de inmediato pero con la nueva ley se tienen que ir a Londres, entonces el malvado Ministro Gallardón los persigue para impedir que destruyan al feto lagarto…..continuara….


                         

4 comentarios:

  1. El problema de Álvaro Benito es que el fútbol perdió un gran futbolista y la música no ganó a un gran músico.

    ResponderEliminar
  2. Hola Alvaro,
    en cuanto a que era un gran futbolista pues dentro de nuestro entorno podriamos decir que hay un 50% de opiniones que corroboran lo que dices mientras otro 50% dice que era simplemente uno del montón pero como ni el Dragón ni yo tenemos ni puñetera idea de futbol pues uno no sabe que pensar. Sea como sea yo hubiese preferido que se hubiese quedado en el futbol, ya hay demasiada contaminación en el pop español.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Nada más ver el videoclip me recordaba un estilo a punky tipo Green Day pero muy, muy suave y pijín. No encaja el estilo. Me gusta que aparezcan nuevos grupos de jóvenes que compren guitarras y demás cacharros y se lancen a la aventura, ya no salen grupos de pop-rock en España, genuinos, hechos a sí mismos. Éstos lo intentaron pero no encaja, o eres pijo, o eres rockero, o punky, pero no puedes mezclar, huele. Y que conste que Alvaro Benito me parece un tipo bastante centrado.

    ResponderEliminar